Dieta mediterránea

Dieta Mediterránea

rama

La dieta mediterránea consiste en un conjunto de competencias, habilidades, conocimientos , rituales y símbolos, relacionadas con la alimentación humana y tradiciones que afectan a los cultivos, la cosecha, la recolección, la pesca, la cría de animales, conservación, elaboración, cocción y específicamente, la forma de compartir la mesa y consumir alimentos.

En el modelo nutricional de esta dieta, que ha permanecido constante a través del tiempo y del espacio, los ingredientes principales son el aceite de oliva, los cereales, las frutas y verduras frescas o secas, una proporción moderada de carne, pescado y productos lácteos, y abundantes condimentos y especias, cuyo consumo en la mesa se acompaña de vino o infusiones, respetando siempre las creencias de cada comunidad. Comer juntos es la base de la identidad y la continuidad cultural de las comunidades del Mediterráneo. Este es un momento de cambio social y de la comunicación, la afectividad y la reconstrucción de la identidad de la familia, grupo o comunidad.

Estrelles de la dieta mediterrànea
CLIC AQUÍ – Descargar libro en PDF

La dieta mediterránea –cuyo nombre viene de la palabra griega diaita, que quiere decir modo de vida– no comprende solamente la alimentación, ya que es un elemento cultural que propicia la interacción social. Se centra en los valores de la hospitalidad, la buena vecindad, el diálogo intercultural y la creatividad, y una forma de vida basada en el respeto a la diversidad.

Desempeña un papel importante en los espacios culturales, festivales y celebraciones, reuniendo a personas de todas las edades, clases y condiciones. Incluye la artesanía y la producción de objetos para el transporte, almacenamiento y consumo de alimentos y otros detalles de la mesa como son los platos y vasos de cerámica. Las mujeres desempeñan un papel clave en la transmisión de estas costumbres, su conocimiento de la dieta mediterránea, de las técnicas de salvaguardarla, de conformidad con los ritmos estacionales tradicionales del calendario festivo  y en la transmisión de valores de los elementos a las nuevas generaciones. Del mismo modo, los mercados juegan un papel clave como los espacios de la cultura y la transmisión de la dieta mediterránea en el intercambio diario de aprendizaje, respeto y comprensión mutua.

Sobre HIPÓCRATES

“Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”

Hipócrates, autor del primer sistema médico, nació en Grecia en el año 460 y vivió más de cien años. Durante los años de su madurez, recogió experiencias y conocimientos médicos de antiguas civilizaciones. Su idea fundamental fue creer y hacer creer que los dioses no eran los que determinaban los cambios del cuerpo humano sino que existe una fuerza vital, cambios biológicos y leyes de la naturaleza que permanecen e influyen en el cuerpo humano. Según Hipócrates la salud y la enfermedad se complementan con el objetivo de conservar la vida.

En el primer volumen de sus obras dice: “Habrá que tener en cuenta la forma de alimentarse para restablecer la salud de los enfermos y conservar la salud de los que la tienen”. El “Padre de la Medicina” es el fundador de una doctrina médica filosófica naturista que jamás ha dejado de existir hasta nuestros días.

La fitoterapia es la medicina más antigua y eficaz, los individuos prehistóricos eran herbívoros y entendían qué plantas eran tóxicas y cuales alimenticias o curativas. Con el transcurso de los siglos, el hombre iría seleccionando las más útiles para su existencia. Los primeros usos curativos de las plantas se remontan a unos 10.000 años en la India y se han encontrado documentos de los súmeros, cerca del 3000 A.C. La naturoterapia valora el trabajo de Hipócrates y ha sobrevivido a través de los siglos ya que este precursor y visionario clasificó por primera vez y de manera sistemática, decenas de especies de plantas y las ordenó según su aporte al ser humano Así fue que se decantó principalmente por estudiar las hierbas medicinales, investigando diferentes formas y dietas para suministrarlas, hechos que influyeron definitivamente en las civilizaciones posteriores.

Desde que UNESCO inscribió la Dieta Mediterránea como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, las Islas Baleares fueron el centro de su promoción ya que en las islas tenemos un número importante de hierbas medicinales y aromáticas y más de 100 alimentos esenciales, a los que hay que sumar la gente que los cuida y las personas que organizan, administran, regulan o ayudan a que lleguen a su mesa.

La recopilación escrita de estos productos de las Islas Baleares se ha hecho después de consultar a agricultores, transportistas, comerciantes, nutricionistas, médicos, escritores, periodistas, vecinos de los pueblos cercanos a las zonas cultivos, empresarios de restaurantes, asociaciones de empresarios y departamentos gubernamentales autonómicos relacionados con el tema.

La lista “The Pharmaceutical Plants of Hippokrates” es una recopilación de la investigadora griega Manolis Kiapokas a partir del “Corpus Hipocrático”, más de 50 libros escritos por el mismo maestro y por sus discípulos y que llegó a nuestras manos por intermedio de Stefanos Geroulanos, presidente de la Fundación Internacional Hipócrates. La lista de alimentos y plantas de Baleares elaborada por el Centro UNESCO de Mallorca en 2014 y las plantas farmacéuticas que aconsejó Hipócrates se ofrecen hoy por primera vez con motivo de la celebración del segundo aniversario de la inscripción por parte de la UNESCO de la Dieta Mediterránea, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

DESCARGAR LIBRO “Estrelles de la dieta mediterrània” en formato PDF

DESCARGUE AQUÍ EL DOSSIER DE PRENSA DE LOS ACTOS DE CELEBRACIÓN DEL TERCER ANIVERSARIO DE LA DIETA MEDITERRÁNEA COMO PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD